viernes, 11 de mayo de 2012

Responsabilidades en la vida colectiva


RESPONSABILIDADES EN LA VIDA COLECTIVA
El sentido comunitario de la conformación de la identidad personal
La identidad personal nos permite afirmar cómo somos, quiénes somos, qué pensamos y qué sentimos.
A lo largo de la vida definimos y ajustamos estos rasgos a partir de la autoimagen, de la conciencia de lo que compartimos y de lo que nos distingue de las demás personas, de las experiencias e interacciones con los otros.  Estos elementos que dan forma a la identidad personal son rasgos del llamado sentido comunitario.
El sentido comunitario está formado por los valores compartidos que nos vinculan con otras personas, que nos hacen sentir parte de una comunidad y construir una identidad colectiva.  Este sentido comunitario influye en nuestra identidad personal.
El sentido comunitario se desarrolla en los contextos sociales más cercanos a la persona: comunidad, escuela, familia, amigos, grupo religioso.
Necesidad de aceptación y responsabilidad ante sí mismo y ante los demás
Como seres sociales necesitamos pertenecer a distintos grupos y ser aceptados en ellos, por eso incorporamos a nuestra identidad las normas, las costumbres, las tradiciones, los valores y las formas de relación con dichos grupos, y nos comprometemos en el logro de sus objetivos.
La identidad no es estática, va cambiando a lo largo de nuestra vida.  La necesidad de ser aceptado provoca que algunas personas modifiquen su identidad.
La necesidad de aceptación puede ser tan fuerte para una persona que incluso, puede cambiar radicalmente su identidad.
Las bandas o pandillas son un ejemplo de grupos que para aceptar nuevos miembros les exigen apegarse totalmente a sus valores e, incluso, deben realizar pruebas de lealtad.
No son negativos todos los casos en los que se requiere hacer ajustes a la identidad para ser aceptado en un grupo.
Valores colectivos, costumbres sociales y tradiciones culturales
En todos los grupos sociales, existen valores colectivos, costumbres y tradiciones compartidas que confieren a sus miembros un sentido de pertenencia.
à Valores colectivos: Son los que comparten las personas de una comunidad y los integran a su propia escala de valores.  Son la base para la construcción de proyectos comunes, para la identidad nacional y la integración universal (solidaridad, justicia, igualdad, libertad)
à Costumbres: Son prácticas sociales que se repiten de manera más o menos uniforme en un grupo social.
à Tradiciones: Son comportamientos comunes a todos los miembros de una comunidad, que son transmitidas de generación en generación y perduran en el tiempo.
Las tradiciones y costumbres influyen en nuestra identidad y en nuestra forma de entender el mundo que nos rodea.
El lugar de los individuos ante el sentido de comunidad
La identidad y el sentido de comunidad se influyen mutuamente.  Nuestra identidad surge en la relación con los demás; también el individuo influye en la comunidad porque le aporta ideas, perspectiva, conocimiento y valores.
Importancia del sentido de justicia
La justicia se relaciona con tres aspectos: la aplicación de la ley sin distinción de ningún tipo, la igualdad de oportunidades y la reparación del daño.  Se basa en principios que aseguran que todas las personas serán tratadas con respeto a su dignidad, que se respeten los derechos de todos por igual y oportunidad de desarrollo en condiciones de igualdad y equidad.
Si cada persona basa sus actos en la justicia, nuestra sociedad irá fortaleciéndose, pues disminuirá la corrupción, aumentará la confianza en las leyes y las instituciones.
Responsabilidad y autonomía en la conformación de una perspectiva ética
Cada persona tiene una perspectiva ética individual, es decir, una forma de entender el mundo, de valorar los actos, decisiones propias y ajenas.  Ésta se forma por principios, valores, normas, creencias y costumbres que orientan la actuación y la relación de esa persona con las demás personas.
Nuestra conciencia crítica y razonamiento nos permite incorporar a nuestra perspectiva ética algunos elementos que nos ofrece el entorno cultural.
La facultad de definir nuestra perspectiva ética en libertad e ir más allá de lo establecido es posible gracias a la autonomía moral, la cual implica un ejercicio responsable de la libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada